jueves, 1 de noviembre de 2012

Romance de la luna nueva



 
 

Cuando juega al escondite
la luna toca su piano
y despierta a las estrellas
que duermen cabeza abajo.
Las estrellas se alborotan
y se agitan sin descanso,
unas se guiñan un ojo,
otras se bailan un tango,
y otras, pequeñas e inquietas,
dan vueltas por todos lados.
La luna, oculta, sonríe
y sigue tocando el piano.

 
© Antonia Roig


No hay comentarios:

Publicar un comentario