domingo, 14 de octubre de 2012

Cuestión de días



En estos nueve meses hemos caminado juntos. Al principio fuiste una noticia, una mórula, un embrión, un feto. Y crecías. Te has acostumbrado a mi ritmo cotidiano y te has familiarizado con el latido de mi corazón que cada vez bombea más sangre, de la misma forma que yo percibo tus movimientos natatorios -seguros y apacibles- dentro de mí. Así hemos establecido un sólido vínculo intrauterino. Pero ha llegado el momento de inaugurar otra etapa y que por fin nos conozcamos. No tengas miedo: yo ya he aprendido a quererte, y siempre te protegeré, mi cachorro.

 
 
Ana Isabel Trigo
abril 2011 / 9º mes de gestación

No hay comentarios:

Publicar un comentario